ANDREJ ISAKOVICGetty Images

En su infinita capacidad para tomar decisiones incoherentes, en los últimos años la FIA ha ido asfaltando tantas escapatorias de tierra y grava como ha sido posible aludiendo a la seguridad, para, a continuación, llenarlas de elementos que disuaden de su uso, como bolardos y los bordillos altos, más conocidos como salchichas, que a menudo acostumbran a provocar accidentes, lo cual choca de frente con el hecho de asfaltar la grava por seguridad.

Bordillos disuasorios… y algo más

A lo largo de los años se ha visto como las salchichas han provocado multitud de accidentes, bien por rotura de algún elemento del vehículo, tanto alerones como suspensiones enteras. También son notables los vuelos que han fomentado, alguno de los cuales, como el famoso accidente de Alex Peroni en Monza, Tereschenko en Spa o el de Sophia Florsch en Macao, pudo tener consecuencias letales.

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here