Tras el confinamiento, las ganas de salir a la calle, por volver a entrenar y divertirse haciendo ejercicio se multiplicaron. Incluso los que nunca habían hecho deporte tenían ganas de ponerse las mallas y una camiseta corta para ponerse a tono en una operación bikini exprés. Así pasó con el fútbol, el baloncesto, el running y el pádel. Este último sufrió un auténtico boom hasta el punto de que los clubes de pádel multiplicaron las solicitudes de inscripción y acceso, lo que les llevó a decir a buena parte de sus clientes que tenían que reservar pista con 10 días de antelación ¡como mínimo! Visto este potencial del mercado, un grupo de forofos se unieron y fundaron Hohen, una empresa española dedicada al pádel y cuyo nombre es un guiño al creador de la primera pista de pádel en España, el príncipe germanoespañol Alfonso de Hohenlohe, hecho que se remonta

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here