https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/YP3JgjA2/s6/the-damaged-car-of-lewis-hamil.jpg

El Red Bull de Verstappen salió disparado por los aires tras pasar por los bordillos salchicha (también llamados ‘banana’ por su color amarillo), lo que provocó que aterrizara sobre el halo de Hamilton.

Si el halo no se hubiera introducido en el reglamento de la F1 en 2018, habría existido una posibilidad muy real de que Hamilton no hubiera salido ileso del incidente y, aunque conmueve simplemente mencionarlo, el destino podría haber sido fatal.

Sin embargo, la fuerza de la estructura secundaria antivuelco aseguró que la cabeza de Hamilton se mantuviera alejada de todo el peso del coche de Verstappen, y su casco solo fue brevemente marcado por la rueda trasera derecha del holandés cuando ambos se detuvieron en la grava.

El halo se ideó inicialmente para limitar la posibilidad de que grandes piezas (como por ejemplo un neumático suelto) entraran en la cabina del coche y lesionaran a los

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here