Después de un viernes que fue algo extraño en el circuito de Monza, la jornada del sábado empezaba con la segunda y última sesión de entrenamientos libres de este Gran Premio de Italia, una sesión en la que los equipos ya no podían modificar las configuraciones de sus monoplazas debido al parque cerrado.

Tandas largas y tiempos lentos

Con este nuevo formato experimental, esta segunda sesión de prácticas se disputaba con la parrilla de salida para la clasificación al sprint ya confeccionada y, además, con un parque cerrado (no restrictivo al 100%) activado. Por ello, los equipos enfocaban estos últimos entrenamientos de una manera bastante diferente a lo habitual.

Sin importar el ritmo a una sola vuelta, todos los piloto salieron al asfalto desde el primer minuto de Libres 2 centrándose en las dos carreras que todavía tenemos por delante. La primera llegará esta tarde y será de 18 vueltas o 30

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here