https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/6D1aw3K0/s6/michael-schumacher-monza-2001-.jpg

Michael Schumacher fue escueto en el comunicado de prensa de Ferrari posterior a la carrera.

“Estoy contento de que este fin de semana haya terminado. Lo más importante es que no ha pasado nada malo esta tarde”.

Uno sabía a qué se refería, por supuesto, ya que a medida que se acercaba la hora de la carrera, cada vez más se tenía la sensación de que algo malo iba a ocurrir, todo ello fomentado por una sensación de casi histeria en algunos sectores del paddock.

Después de los terribles atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, era inevitable que el fin de semana de Monza fuera sombrío, y así debería haber sido. La gente de las carreras puede sufrir una visión de túnel cuando se trata de su pequeño mundo insular, pero una catástrofe tan absoluta como ésta les afectó de forma de la misma forma que a otros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here