https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/27vJVvX0/s6/sebastien-ogier-toyota-gazoo-r.jpg

El líder del campeonato realizó una actuación espectacular y se anotó la victoria en la etapa por 0,6s sobre su compañero en Toyota, Elfyn Evans.

Después de ocho años de ausencia en el WRC, el Rally Acrópolis regresó con una superespecial de asfalto de 0,98 km en el centro de la capital griega, a los pies del famoso Partenón.

Se trató de la única etapa de asfalto del evento antes de que el Rally vuelva a sus raíces tradicionales de grava. Los pilotos tuvieron que completar la especial con los neumáticos de grava que utilizarán en las tres primeras etapas del viernes.

Después de que la fuerte lluvia y la niebla afectaran a los preparativos del evento, el cielo se despejó para la primera etapa.

Ogier fue el último de los principales corredores en completarla. El francés no cometió ningún error en el complicado recorrido que incluía un par de rotondas.

“Estoy muy contento de volver a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here