https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/Y99JODqY/s6/max-verstappen-red-bull-racing.jpg

Red Bull acostumbra a hacer eventos, cuando menos, espectaculares, en todos los deportes que patrocina, y con la Fórmula 1 nunca ha sido menos.

En su camino hacia Monza, los de Milton Keynes pasaron por Palermo (capital de Sicilia), donde Max Verstappen dio una vuelta en el famoso RB7 por la icónica ciudad. Desde el mercado de Ballarò hasta la playa de Mondello, pasando por la Via Vittorio Emanuele, los hermosos Quattro Canti o el paseo del Foro Itálico.

El RB7 fue un monoplaza diseñado por Adrian Newey y pilotado por Sebastian Vettel y Mark Webber en 2011. El alemán se hizo con el mundial de pilotos y Red Bull consiguió el campeonato de Constructores.

En aquel año, la polémica fue notoria ante el descubrimiento de que el monoplaza austriaco usó un ‘escape soplado‘ que aumentaba exponencialmente su estabilidad en curva, así como diversos mapas motor para clasificaciones y carreras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here