https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0a9ODyy0/s6/formula-1-dutch-gp-2021-a-mars-2.jpg

En Mercedes no hay preocupación: el problema de Lewis Hamilton después de solo tres vueltas de la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Países Bajos ya tiene explicación.

El heptacampeón del mundo tuvo que detener su Mercedes W12 al borde de la pista después de sólo tres giros, cuando estaba tercero en la tabla de tiempos.

Los ingenieros de la escudería germana detectaron valores anómalos en la telemetría, datos que aconsejaron a los de Brackley ordenar al piloto inglés por la radio que se detuviera inmediatamente. Hamilton siguió el consejo, antes de que comenzara a oírse la ovación de los aficionados de Max Verstappen desde las gradas.

Hamilton no parecía muy preocupado por el fallo y el hecho de que Valtteri Bottas pudiera completar las tandas largas y reunir información valiosa para la carrera con los dos compuestos de neumáticos le quitó algo de preocupación.

Tras analizar la unidad de potencia dañada en Zandvoort, en Mercedes registraron una fuga de aceite del motor térmico,

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here