https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/254J9d90/s6/sebastian-vettel-aston-martin-.jpg

Vettel provocó una larga bandera roja en los primeros entrenamientos del viernes en Zandvoort cuando su coche se paró cerca de la salida del pit lane.

El alemán temió que el problema pudiera desencadenar un incendio en el coche, por lo que se apresuró a ir a un puesto de comisarios cercano para tomar un extintor.

Pero a pesar de que su coche parecía estar bien, la preocupación de que hubiera entrado en estado ‘vivo’ debido a un problema con sus sistemas de recuperación de energía hizo que se interviniera cuidadosamente para poder recuperarlo.

Con la ayuda del personal del equipo por parte de oficiales de pista especialmente protegidos, se necesitaron 37 minutos de bandera roja en total para que el Aston Martin volviera a los boxes y se reanudara la sesión.

También lee:

El director del equipo Aston Martin, Otmar Szafnauer, sugirió que la causa del problema

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here