En un momento en el que los plazos de entrega en la industria del automóvil se alargan debido a la crisis de los componentes, Renault ha seguido los pasos de Cupra al lanzar un servicio de entrega de vehículos rápido y sencillo que reduce por dos los tiempos de espera medios desde que un cliente adquiere su nuevo coche hasta que este llega a sus manos. Además, con ‘Fast Track’, España se convierte en el primer país del mundo en el que se lanza este novedoso servicio.

En menos de 30 días

Aquellos clientes que decidan adquirir un Renault y se decanten por esta innovadora oferta de entrega, recibirán su vehículo en un plazo inferior a 30 días. Esto es posible ya que gracias a ‘Fast Track’ se consigue priorizar tanto la fabricación de la unidad asignada como su posterior logística y transporte, asegurando al usuario que dispondrá de su preciado nuevo

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here