https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0oOGV1x0/s6/puddles-forming-on-the-circuit.jpg

Los aficionados en Spa fueron testigos de sólo dos vueltas oficiales detrás del coche de seguridad después de un retraso por lluvia de casi tres horas antes de que la competencia fuera suspendida, declarando un resultado después de cumplir con el requisito de distancia mínima.

La decisión de dar las dos vueltas detrás del coche de seguridad y otorgar la mitad de los puntos para la clasificación final provocó las críticas de varios pilotos, entre ellos Sebastian Vettel, Fernando Alonso y Lando Norris.

El siete veces campeón del mundo de F1, Lewis Hamilton, fue el que más se expresó, diciendo el dinero fue protagonista de las decisiones y que los aficionados merecían un reembolso después de que se les “robara una carrera”.

El CEO de la F1, Stefano Domenicali, dijo después de la carrera que las conversaciones sobre cualquier tipo de reembolso tenían que celebrarse con el promotor del gran

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here