Ha ocurrido en Pontevedra, en la localidad de A Illa cuando en la noche del lunes al martes, sobre las 22:00 horas la Policía Municipal realizaba un control rutinario de tráfico y dieron el alto al conductor de un automóvil dado que estaba manipulando el teléfono móvil mientras circulaba por una calle del municipio.

Varias sanciones de tráfico

En principio esto le iba a suponer una sanción de 200 euros y tres puntos, pero durante otras comprobaciones rutinarias habituales en este tipo de situaciones los agentes comprobaron otras irregularidades. Al solicitar al conductor la documentación del vehículo resulta que el coche no tenía la ITV en vigor, circunstancia que supone 200 euros de multa.

Durante el tiempo que el coche estuvo detenido en el control, tal y como publica Faro de Vigo, el conductor, de 35 años de edad, presentaba algunas evidencias debidas a un posible consumo de alcohol excesivo. Los

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here