Mark ThompsonGetty Images

Tal y como se veía venir, no ha sido la victoria de Lewis Hamilton y el abandono de Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña lo que ha desatado la ira de los protagonistas, sino la torpeza de celebrarlo por todo lo alto y además pasar al ataque como modo de defensa, culpando directamente a Verstappen de todo lo ocurrido mientras el piloto continuaba en el hospital para descartar la rotura de ningún hueso así como una conmoción.

Del champagne al hospital

Jos Verstappen fue quién acompañó a Max en su traslado al hospital y quién se mantuvo a su lado hasta que recibió el alta cerca de la media noche. Solo ellos dos saben la rabia que les produjo ver las celebraciones y posteriores comentarios mientras seguían en una cama esperando las pruebas. Y tal y como se esperaba, ha tenido consecuencias.

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here