https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/6AEweEq6/s6/mercedes-f1-power-units-2014-2.jpg

Poco más de dos semanas después de la reunión en Spielberg, a la que asistieron los actuales fabricantes de unidades de potencia, a quienes se les unieron Audi y Porsche, empiezan a surgir algunas pautas para la definición de los motores de 2025.

La primera, que parece ser compartida por todos los participantes en este momento, es la de un tope presupuestario, una idea que se ha hecho realidad esta temporada en lo que respecta a la gestión de los equipos, pero que sigue estando ausente en el ámbito de los motores.

“Todos parecían estar de acuerdo en la necesidad de introducir un sistema de control de costes”, confirmó Christian Horner, que asistió a la reunión como representante de Red Bull Powertrain, “tanto los necesarios para construir el motor, como los relacionados con el suministro, son objetivos clave”.

“Tenemos mucho trabajo por delante, habrá que evaluar el coste de producción

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here