https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2wBRNxq0/s6/the-car-of-max-verstappen-red-.jpg

Inmediatamente después del brutal accidente de Max Verstappen con Lewis Hamilton en el GP de Gran Bretaña, la primera preocupación de su equipo fue, por supuesto, saber que el holandés se encontraba bien.

Una vez que quedó claro que había salido ileso, pasaron a pensar en los puntos perdidos en el campeonato del mundo, y a la enorme distancia que Hamilton pudo recortar con su victoria.

Sin embargo, en 2021 hay otra aspecto a tener en cuenta que antes a los equipos top no les preocupaba demasiado: el costo económico de un accidente grave dentro de la nueva era de las reglas financieras de la FIA.

Esta temporada los equipos no pueden gastar más de 145 millones de dólares en el desarrollo, la fabricación y el funcionamiento de sus coches, y para Mercedes, Red Bull y Ferrari eso ha hecho necesario cambiar de filosofía.

Han tenido que despedir a algunos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here