Dan Istitene – Formula 1Getty Images

Echaba a andar la temporada 2005 de MotoGP en el circuito de Jerez de la Frontera, donde Valentino Rossi y Sete Gibernau se destacaron como los pilotos más rápidos en una batalla Honda – Yamaha. Tras un duelo vibrante en la última vuelta, fue un adelantamiento al toque, en el que Rossi se apoyó sobre el carenado de Gibernau hasta mandarlo a la grava el que decidió la victoria.

En mitad de una fuerte polémica sobre la legalidad de la maniobra y con Sete llegando al parque cerrado dolorido físicamente tras el golpe recibido, Rossi decidió que lo adecuado era reírse del rival y celebrarlo efusivamente en su cara. Aquella relación se rompió para siempre y el paddock de MotoGP se convirtió en un lugar muy tenso durante toda la temporada.

Hamilton celebra con Verstappen en el hospital

En el

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here