https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0Rr8VAA0/s6/mattia-binotto-ferrari-team-pr.jpg

Ferrari estuvo muy cerca de dar un sonoro grito de alegría hoy en Silverstone, pero al final se quedó otra vez en la garganta. Tras el pique en la primera vuelta entre Lewis Hamilton y Max Verstappen, que terminó con el abandono del piloto de Red Bull, Charles Leclerc se puso al frente del Gran Premio de Gran Bretaña.

Cuando la carrera reinició todo parecía que duraría apenas unas vueltas, pero el monegasco se mantuvo al frente durante toda el primer stint y al comienzo del segundo amplió la diferencia gracias a la penalización de 10 segundos impuesta a Hamilton por el incidente de la primera vuelta.

En ese momento parecía que todo estaba casi hecho, pero con los neumáticos duros el Mercedes cambió de ritmo y Lewis recuperó un segundo por vuelta. A dos vueltas del final, hizo realidad el adelantamiento, negando a Ferrari una victoria que no saborea

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here