https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/Y99yKwLY/s6/fernando-alonso-alpine-a521-1.jpg

Parecía la ecuación perfecta para que alguien como Fernando Alonso, con hambre de demostrar que aún tiene mucha F1 en sus manos y sin nada que perder, completara la machada. Las miradas se habían puesto en el local George Russell, al que las gradas animaron enfervorizadas el viernes y que salía octavo, pero el espectáculo de la primera carrera sprint de la historia lo puso el español.

Alonso salía 11º con el Alpine, después de haberse quedado fuera de la Q3 final el viernes por tan solo 0,025 ante Lando Norris y su McLaren. Pero el #14 decidió montar el neumático blando de Pirelli (rojo) para las 17 vueltas del experimento que la F1 está llevando a cabo en Silverstone. 

Junto a él, solo Bottas, Ocon y Raikkonen optaron por el mismo compuesto, mientras que el resto montó el medio (amarillo). 

Al apagarse los semáforos, Alonso tiró de magia, como

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here