La diferencia entre el éxito y el fracaso se ha medido en 179 milésimas. Esta es la distancia que ha separado al cuarto clasificado en Gran Bretaña, Charles Leclerc, del noveno puesto de Carlos Sainz.

Sainz, insatisfecho

Carlos tiene pocos argumentos para estar de celebración en Silverstone. Su mejor tiempo en la Q3 solo le ha servido para clasificar noveno a menos de dos décimas de su compañero de equipo, el monegasco Leclerc, que partirá cuarto en la carrera clasificatoria.

No estoy contento con esta clasificación“, ha comentado el español a los medios nada más bajarse del Ferrari: “Tenía buenas sensaciones con el coche desde el principio de la sesión y he ido ganando confianza en cada vuelta hasta la Q2”, ha añadido.

Carlos Sainz ha lamentado especialmente que su crono de la Q2 haya sido más competitivo que su mejor tiempo en la sesión final de clasificación. Un hecho que refleja que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here