El Renault 5 no fue uno de los automóviles más emocionantes jamás producidos por el fabricante de automóviles francés, pero la homologación especial del Turbo fue una bestia completamente diferente. Gracias a esta versión el modelo galo podía presumir de ser uno de los más potentes de la época, todo un utilitario deportivo con una configuración de tracción trasera y motor central que… ¡está de vuelta! Eso sí, no con el sello de Renault, sino de Legende Automobiles.

Un regreso muy emocionante

A la primera generación de este fascinante automóvil le siguió un sucesor algo más común y menos especial, un vehículo que seguía siendo un utilitario sobresaliente con el mismo motor de 160 caballos de potencia que el original. Tenía un par ligeramente menor (210 Nm frente a los 220 Nm de la primera generación) y su peso pasó de los 900 kilos originales a los 970 kg después de reemplazar

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here