Se llama Metal Cars y es una operación que hace referencia a una organización internacional dedicada al tráfico de drogas, en concreto de la conocida como cocaína negra, que la escondían dentro de piezas de coches.

En total la Guardia Civil ha intervenido 30 kilos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en un envío que procedía de Costa Rica y estaba camuflado dentro de componentes usados para automóviles.

Tráfico de drogas

Las investigaciones comenzaron porque el coste de traer estas piezas desde tan lejos resultaba excesivo, dado que adquirirlas en España o Europa es más barato.

Por eso los esfuerzos de los agentes de la Guardia Civil se centraron en localizar a la empresa importadora de estas piezas, cuyos integrantes eran de origen sudamericano y se dedicaban a la importación.

Los agentes captaron varias partidas. Una de ellas realizó diferentes escalas antes de llegar a Madrid y fue entonces cuando inspeccionaron

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here