Los circuitos no siempre son un lugar seguro, eso es algo que cualquiera que haya estado en uno habrá podido comprobar, especialmente en los denominados track days. En estas jornadas muchos de los conductores deciden sacar el máximo partido de su automóvil y algunos acaban muy mal. Ya sea por un descuido, por falta de experiencia, exceso de confianza o de velocidad, nuestro track day puede irse al garete cuando menos lo esperamos.

Bien, pues eso fue exactamente lo que le sucedió al conductor de un Ferrari 458 Italia en el madrileño Circuito del Jarama.

Un accidente sin heridos graves

La bestia italiana es una de las mejores máquinas con motor V8 en posición central que jamás haya construido el fabricante de automóviles italiano y, gracias a su propulsor de aspiración natural, muchos desean a este superdeportivo antes que otros más modernos como pueden ser los Ferrari 488 GTB y F8 Tributo con

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here