Cuando el Kia Niro llegó al mercado, allá por el año 2016, era lo más parecido a un rara avis. Un modelo con formas y proporciones propias de un crossover pero sin caer en las extravagancias de otros coches de su tipo y todo ello con unas cotas contenidas, un interior bien aprovechado y una mecánica electrificada desde el principio.

Entonces, lo que hizo básicamente Kia fue aprovechar la base del Hyundai Ioniq –el modelo ecológico por excelencia del grupo nacido por y para derrotar al Toyota Prius– y trasladar sus ventajas a un nuevo nicho de mercado: el de los SUV compactos. Bien, pues ahora, cinco años después casi todos los lanzamientos del mercado son coches de estas características: SUV compactos con mecánicas más o menos electrificadas y así no es de extrañar que en su segunda generación, el Kia Niro 2022 esté dispuesto a seguir la misma filosofía que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here