Justo antes de la última carrera de Fórmula 1 de la temporada 2020 se tuvo conocimiento de la marcha de Louis Camilleri como CEO de Ferrari, maniobra que pilló desprevenido a la propia estructura de Maranello que no tuvo más margen de maniobra que doblar las funciones de John Elkann y asignarle las funciones de Louis.

En búsqueda de un nuevo perfil

Camilleri se marchó alegando motivos personales tras apenas dos años en el puesto, heredado tras el triste fallecimiento de Sergio Marchionne, el que inició el cambio tras la salida del siempre carismático Luca Cordero di Montezemolo. Si bien desde Maranello se transmitió tranquilidad, lo cierto es que había necesidad de encontrar un nuevo CEO, pero no ha sido hasta ahora cuando por fin han dado con el nombre idóneo.

Se trata de Benedetto Vigna, que lejos de entrar en el canon clásico de hombre de negocios, se ha

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here