https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2y35RNo6/s6/sebastian-vettel-aston-martin-.jpg

De la frustración de no poder hacer un segundo intento en la Q2 del sábado y clasificarse 11º a la alegría absoluta por un segundo puesto que supo a victoria. Así fue el vaivén de emociones de Sebastian Vettel en el Gran Premio de Azerbaiyán.

El alemán, con una gran gestión de neumáticos y un ritmo muy fuerte, logró ir ganando terreno hasta verse, tras el drama de Verstappen y el de Hamilton, en la segunda plaza que le daba su primer podio con Aston Martin.

Realmente fue uno de los ganadores del domingo, junto a obviamente el vencedor Checo Pérez, Pierre Gasly (tercero) y Fernando Alonso después de un increíble final de carrera en el que pasó de 10º a 6º.

Uno de los momentos que dejan más anécdotas tras las carreras es la vuelta triunfal de regreso al pitlane, y ahí Vettel siempre suele dejar mensajes muy curiosos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here