Los organismos y la industria se han visto obligados a acelerar la transición hacia una movilidad eléctrica para cumplir con los objetivos necesarios para frenar el cambio climático. España también ha iniciado definitivamente ese camino con la aprobación el pasado día 20 de mayo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que busca precisamente centrar y concretar todos los esfuerzos necesarios para reducir las emisiones de efecto invernadero del país, y que prevé que para 2040 no se puedan vender vehículos que emitan CO2, mientras que para 2050 sólo existirían ya vehículos eléctricos. Sin embargo algunos ya han criticado esta nueva por sus objetivos poco realistas atendiendo a las situación actual del sector automovilístico español.

Las ventas no acompañan

Y parece que los datos por el momento así lo demuestran porque en lo que respecta a la estrategia de movilidad aún queda mucho por hacer para cumplir con esos objetivos.

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here