https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0k7eB8y0/s6/polesitter-charles-leclerc-fer.jpg

Fue, probablemente, la sesión de clasificación más loca de los últimos tiempos. Con nada menos que cuatro banderas rojas y cinco accidentes, la lucha por la pole position en Azerbaiyán duró casi hora y media y al final, la Diosa Fortuna jugó su papel.

Carlos Sainz no tuvo rebufo en su primer intento en la Q3, donde su compañero Charles Leclerc aprovechó ir detrás de Lewis Hamilton para sumar su segunda pole position consecutiva y luego, cuando intentaba mejorar, se topó con un accidentado Yuki Tsunoda y se salió de pista.

El español, evitando impactar contra el japonés, no trazó la curva 3 y trompeó en la escapatoria, dañando el alerón delantero de su Ferrari. La bandera roja que sacaron los comisarios puso fin a la clasificación y en la mañana del domingo su equipo podrá arreglar su monoplaza para salir a la carrera.

“Obviamente no es lo ideal ver

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here