Cuando uno compra un coche de competición lo más habitual es que por el desgaste de las propias carreras y algún pequeño accidente cuente con algunas piezas nuevas. Es por eso que resulta muy complicado encontrar un coche realmente original, más aún en una categoría con tanto riesgo como el Mundial de Rallies. Sin embargo este Subaru Impreza WRC del 2000 puede presumir de ser uno de los coches del WRC más originales que se puedan comprar, y eso ha dado como resultado una venta de récord.

Porque este ejemplar del Impreza S6 de rallies se acaba de vender por un precio de 610.000 libras, unos 711.868 euros al cambio que lo convierten en el Subaru más caro jamás vendido.

Collecting Cars

Conservado en su estado orginal

En concreto se trata del coche que pilotó Richard Burns en el año 2000 en los el Tour

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here