Se trata del sucesor espiritual del primer superdeportivo hecho con impresión 3D, el Divergent Blade Tiene un tren motriz híbrido con un V8 de cigüeñal plano de 2.88 litros biturbo y dos motores eléctricos que le otorgan 1.267 CVCon solo 80 unidades previstas presume además de lo último en tecnologías de fabricación e impresión 3D

En el cancelado Salón de Ginebra de 2020 una de las más interesantes novedades que se iban a mostrar dentro del mundo de los deportivos era sin duda la que traía Czinger Vehicles un nuevo fabricante afincado en Los Ángeles, California que se estrenaba con el impresionante Czinger 21C, llamado así porque su objetivo es el de crear un hypercar para el siglo XXI. Una nueva demostración de que además de los grandes fabricantes también jóvenes y pequeñas compañías también buscan hacerse un hueco en la elite de los deportivos presumiendo de la más alta tecnología.

Ahora,

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here