https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/25LdnBE0/s6/formula-1-canadian-gp-2015-dan-2.jpg

Red Bull y Renault fueron socios desde 2007 y vivieron su apogeo entre 2010 y 2013. En ese periodo, ganaron juntos cuatro títulos de constructores y cuatro de pilotos. Sin embargo, con el cambio en la normativa de motores a finales de 2013, la dinámica cambió. Mercedes se anticipó mejor a la introducción de los V6 turbo híbridos, mientras que Renault perdió claramente el tren y la potencia de los propulsores franceses quedó considerablemente atrás.

Las diferencias de opinión entre los directivos de Renault y Red Bull Racing provocaron una relación problemática entre ambas partes. Esto se reflejó en el cambio de nombre de los motores cuando después de nueve temporadas mostrando con orgullo con el nombre de Renault en el monoplaza, Red Bull decidió en 2016 renombrar como TAG Heuer a los motores.

Recordando esos tiempos, Christian Horner cuenta en el Podcast High Performance que intentó varias veces convencer al

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here