El pasado Gran Premio de Mónaco sigue dando de qué hablar. Y es que este especial evento es de los más esperados del año, donde todo es fantástico, en el que los errores se penalizan, donde no existen las vueltas plácidas, donde siempre hay que gestionar tráfico y los límites de pista están presentes. Hasta que llega la carrera. Entonces el subidón de los entrenamientos libres y la clasificación pierde la continuidad.

Mónaco, debatido

Esto ha ido a pero con el paso de los años y el aumento de las dimensiones y peso de los monoplazas de Fórmula 1 que ha acabado por desincentivar el adelantamiento por muy lento que vaya el piloto de delante.

Como cada año al término de la carrera, se especulan con diferentes soluciones, algunas de las cuales requieren una reinvención del formato actual de competición. Otras, como la propuesta de Fernando Alonso, solo necesitaría

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here