El último fin de semana en Mónaco supuso un gran paso adelante para Red Bull, de hecho, el equipo austriaco ascendió al primer puesto del Mundial de constructores y también a la primera plaza del Mundial de Pilotos con Max Verstappen como principal protagonista.

Pensando en Bakú

Pese a eso, el piloto holandés espera que Mercedes vuelva a estar al frente en el próximo Gran Premio de Azerbaiyán, ya que el circuito de Bakú no es uno de sus favoritos y ya en las últimas dos ediciones fue el equipo alemán el que se llevó el gato al agua.

Para empezar, Max Verstappen reconoció que no pueden confiarse después de conseguir el doble liderato en Mónaco: Nadie es perfecto ni se queda quieto en este deporte. Hasta el momento hemos cometido algunos errores pequeños, pero nada importante y por eso vamos primeros en este momento, pero todos sabemos que todo puede cambiar

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here