Normalmente un descapotable sirve para disfrutarlo cuando llega el buen tiempo y el sol. Sin embargo Lexus no es una marca convencional y sus coches tampoco, y nos lo ha querido demostrar sometiendo a un durísima prueba de temperatura a su Lexus LC Cabrio.

¿Cómo lo ha hecho? Pues lo ha congelado a -18º C dentro de una cámara en la que ha estado guardado durante 12 horas, para posteriormente comprobar su funcionamiento a pleno rendimiento en una pista. ¿El objetivo? Comprobar de la forma más extrema posible la calidad de fabricación de los Lexus.

Medio día a temperaturas bajo cero

Para ello el equipo encargado de la prueba y el LC Cabrio utilizado como conejillo de indias se han trasladado a la pista de pruebas de Millbrook en Reino Unido, donde también hay una gran cámara de refrigeración industrial en la que introdujeron al descapotable con la capota replegada para que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here