Si el último Ford GT ya es una pieza de lo más codiciada, más lo es aún la versión de circuito que Ford lanzó el año pasado bajo el nombre de Ford GT MK II, una bestia de 700 CV de potencia y todo el ADN y experiencia del Ford GT GTE que competía en el WEC y el Campeonato de la IMSA llegando a ganar en las 24 horas de Le Mans. De hecho con solo 45 era inevitable que se convirtiera en un coche muy valorado en subastas, más que el Ford GT de calle que ya era decir.

Un juguete de circuito por casi 2 millones

El mejor ejemplo lo tenemos con este ejemplar que se acaba de vender por 1,87 millones de dólares, unos 1,53 millones de euros al cambio, en la última subasta de Mecum Auctions. De hecho ha superado las expectativas de la propia casa

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here