Las nuevas unidades de los modelos compactos de Tesla, el sedán Model 3 y la camioneta SUV Model Y, tendrán un cambio invisible pero significativo, ya que no contarán con sensores de radar orientados hacia adelante. Estos sensores, junto con un conjunto de ocho cámaras y 12 sensores ultrasónicos, han sido hasta ahora la parte del hardware del sistema Autopilot de conducción autónoma que lo conectaban al mundo exterior.

Inicialmente el cambio sólo afectará a los modelos compactos que son los que Tesla vende en mayor volumen. Los modelos full size Model S y Model X eventualmente también dejarán de ser producidos con radares.

Durante el desarrollo de Autopilot la compañía, o lo que es lo mismo su presidente y CEO Elon Musk, expresó públicamente en más de una ocasión, su deseo utilizar únicamente cámaras como ‘los ojos’ de Autopilot.

Sin embargo, y a pesar de que Tesla no ha

Fuente: Digital Trend Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here