El Mazda MX-5 es parte de la historia del automóvil, con su exitosa receta que le ha permitido ser el descapotable más vendido del planeta y uno de los deportivos más deseados del mercado, pese a que sus cifras no son nada del otro mundo. Para tratar de compensar este último aspecto hay quien decide realizar un intercambio de motor, sustituyendo el bloque original por otro de mayor tamaño y número de cilindros, como el V8 sobrealimentado que dio forma al MX-5 más bestia que hemos visto. Una pena que terminase tan mal.

Dejen hueco para el V10

Ahora, nos volvemos a encontrar con otro sorprende proyecto de intercambio de propulsores, pero esta vez no hablamos de ningún motor famoso, ni siquiera uno rotativo como podría ser el del Mazda RX-8, sino más bien un gran desconocido para la gran mayoría. Decimos esto porque Mad Scot, el mecánico inglés detrás de este

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here