Rara vez vemos como un piloto pide silencio total a sus ingenieros, de hecho, Lando Norris fue más allá y pidió a su muro que no le dirigiese la palabra durante la última parte de la carrera a raíz de unos comentarios de su ingeniero que le quitaron la concentración.

Norris necesitaba concentración

Desde la FIA y antes de arrancar el fin de semana, dirección de carrera confirmó que en la curva 10 habría una vigilancia estricta y que después de que un piloto se saltase dos veces dicha chicane, sería penalizado. Por ello, el piloto de McLaren estuvo jugando con los nervios de su ingeniero después de siete vueltas y con más de 70 por delante.

Estas fueron las palabras de Lando Norris al respecto: “Hubo una nueva regla para este fin de semana que decía que si cortabas la chicane ibas a recibir una advertencia. Creo que en la vuelta

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here