https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0JBdb4E0/s6/formula-1-portuguese-gp-2021-c-2.jpg

Ferrari dejó el circuito de Portiamo con lo que podría definirse como un retroceso. Charles Leclerc obtuvo el sexto lugar mientras que Carlos Sainz terminó fuera de los puntos, undécimo, luego de haber arrancado quinto e incluso tomar el cuarto lugar en las primeras vueltas.

El balance, por tanto, es negativo porque el equipo del Cavallino tenía la ambición de desafiar al McLaren de Lando Norris, cuando en lugar de eso debería haber jugado a la defensiva, consciente de sus propios límites.

La pista del Algarve debería haber sido favorable al SF21, más de lo que lo fue con el MCL35M del inglés que, sin perder el ritmo como si fuera un piloto veterano, subió al tercer puesto del campeonato de pilotos.

Sin embargo, los técnicos de Maranello tal vez pasaron por alto algo que debería haberles hecho reflexionar: la carrera se disputó a 40°C, una temperatura que nunca se

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here