A cualquier entusiasta del mundo del motor le encantaría tener un coche que trasmita emociones fuertes al volante y el Mitsubishi Lancer Evolution IX es uno de ellos. Imagina por un momento que participas en un sorteo y tienes la fortuna de ganar el premio gordo, es decir, de llevarte a casa este modelo japonés para poder disfrutarlo como te parezca, pero nunca imaginas que ese día lleno de felicidad se vaya a convertir en una pesadilla.

Un triste final

Decimos esto porque un conductor en el Reino Unido que ganó recientemente un Evo IX FQ-320 del 2006 se ha visto implicado en un importante accidente, cuyo resultado ha sido trágico para el coche pues ha quedado siniestro apenas un día después de caer en sus manos. El coche en cuestión fue un obsequio de Dream Car Giveaways (DCG) y tenía 70.000 millas en el odómetro –112.654 kilómetros– y un historial de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here