https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/68yDwll0/s6/podium-race-winner-jack-miller.jpg

El australiano de Ducati, muy criticado este inicio de temporada por no asumir su rol del líder del proyecto, respondió este domingo con una victoria en el Gran Premio de España, la segunda en la clase reina para él, después de la de Holanda 2016, que ganó con Honda bajo la lluvia.

Miller completó una carrera muy sólida y supo aprovechar los problemas físicos de Fabio Quartararo, que lideró más de la mitad de las vueltas, para volver a enchufarse a la lucha por el campeonato.

“Tengo una montaña rusa de emociones, todas las sensaciones a la vez, más que nunca en mi vida. Es un día increíble, nunca he pilotado como hoy, tan constante, liderando, controlando, me he sentido muy bien, el equipo me ha apoyado mucho estas últimas semanas y no sé qué más puedo decir”, dijo tras la carrera.

El australiano lo ha pasado muy mal por

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here