Pese a terminar marcando el mejor tiempo del viernes, Lewis Hamilton no terminó del todo contento con los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Portugal, sobre todo debido los problemas que ha tenido para mantener el Mercedes W12 sobre el asfalto.

Problemas con el equilibrio

Durante las últimas temporadas, los monoplazas del equipo de Brackley han sido los más admirados por la estabilidad que tenían, coches que parecían ir sobre raíles, algo bastante diferente respecto a lo visto este año desde el comienzo de la pretemporada en Bahréin.

Una vez finalizados los segundos entrenamientos en Portimão, Lewis Hamilton reconoció haber tenido algunos problemas con su Mercedes W12, aunque cree que esta vez han sido problemas globales: “La superficie de la pista es más o menos la misma. Hay un poco más de agarre, pero hay mucho más viento, por lo que todos deslizaban hoy. Creo que todo el mundo estaba luchando

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here