Es fácil pensar que a Gunther Steiner se le cerró el estómago al ver la lluvia caer minutos antes del comienzo del Gran Premio de Emilia Romaña en Imola. Con un vehículo que se ha mostrado verdaderamente complicado de pilotar y unas condiciones nada favorables, más para dos pilotos novatos, resultaba sencillo pensar en el desastre.

Carrera positiva

Sin embargo, el de Haas cree que esto fue positivo para sus pilotos, que además lograron completar la prueba a pesar del golpe contra el muro de Mick Schumacher, el toque en el que se vio envuelto Mazepin al no verle Nicholas Latifi, y un trompo del ruso ya en las vueltas finales. Y es que según explica Steiner, si se trata de aprender, cuanto más complicado, mejor.

“Para aprender es ideal, simplemente aprender cosas como los procesos y cómo comportarse en estas situaciones. Una vez que haya hecho estas cosas una vez,

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here