Clive Mason – Formula 1Getty Images

La lluvia caía poco antes del comienzo del Gran Premio de Emilia Romaña en Imola, que provocó numerosas salidas de pista previas a la carrera, hizo temer lo peor a los equipos. Condiciones climáticas muy complicadas y un circuito que no perdona errores.

Carrera propensa a accidentes

Era fácil pensar una imagen similar a la vivida en el Gran Premio de la Toscana, con apenas doce coches cruzando línea de meta, pero lo cierto es que la inmensa mayoría de pilotos tuvo un comportamiento muy bueno y apenas se vivieron un par de incidentes; el doble de Latifi, que acabó contra el muro, y el gran accidente sufrido entre Bottas y Russell. Estos tres pilotos, además de Vettel por diferentes motivos, fueron los únicos abandonos de la carrera.

Pero lo cierto es que precisamente ese gran accidente entre Bottas

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here