Aquellos que tengan la fortuna de tener en su garaje un Ferrari F8 Tributo sabrán lo que significa ser el centro de atención de todas las miradas, aunque este efecto podría magnificarse todavía más si el preparador Mansory entra en escena. Decimos esto porque acaba de presentar un proyecto basado en este Cavallino Rampante y el resultado se puede tachar de excesivo, principalmente por la decoración elegida para cubrir la estilizada carrocería del modelo italiano.

Mansory

¿Excesivo?

El especialista ha optado por dejar a un lado los habituales tonos rojo, amarillo y negro en favor de una pintura de color verde ‘Catania Green’ que contrasta con las franjas doradas que atraviesan la carrocería. Estas no son las únicas en aportar ese toque dorado tan especial ya que las llantas forjadas de oro también acaparan gran parte del protagonismo, con un diámetro de 21 y 22

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here