El VW Polo tiene cuerda para rato. Y es que lejos de batirse en retirada ante una competencia cada vez mayor y más electrificada, el utilitario alemán, vigente desde 1975 y fabricado en Labanden (Navarra), ha recibido una completa actualización para acercarse al máximo al nuevo Golf y no solo en lo que a estética se refiere. El equipamiento tecnológico de este modelo tras el restyling también es realmente completo aunque en el plano mecánico, sus motores de gasolina siguen siendo los grandes protagonistas.

Un refresco para el Polo

Dispuesto sobre la plataforma MQB A0 del grupo Volkswagen, una arquitectura modular y ligera, el Volkswagen Polo VI se muestra con este restyling más distinto a sus antecesores que nunca y a la vez, más semejante a su hermano mayor, el Golf VIII. Pese a que sus dimensiones permanecen invariables en los 4,05 metros de largo, 1,75 de ancho y 1,45 de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here