Instituto de Termofísica de Rusia

Se llama Cyclocar en referencia a sus sistema propulsor que se basa en hélices cilíndricas que permiten a este coche volador una capacidad de carga de 600 kilos y una habitabilidad de seis personas con unas dimensiones de 6.2×6 metros. Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y tiene una autonomía de hasta 500 kilómetros.

Se trata de un proyecto de coche volador con tecnología de despegue y aterrizaje vertical que llega desde Rusia en concreto desde el Instituto de Termofísica de la Academia de Ciencias.

Test previos

Las pruebas ya han comenzado equipando al vehículo con un rotor cíclico de un diámetro de 1,5 metros.

Sus reducidas dimensiones en comparación con un helicóptero convencional son una gran ventaja, además de su capacidad para aterrizar en una superficie inclinada de hasta 30 grados.

El motor del Cyclocar se basa en

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here