La de Yuki Tsunoda ha sido la ascensión más rápida de los últimos años. Ni una sola persona era capaz de apostar a principio de 2020, cuando el piloto llegó a Fórmula 2, que acabaría en Fórmula 1 tras ese año, pues si bien el japonés había mostrado velocidad de forma puntual en Fórmula 3, no acababa de cerrar las carreras.

Mucha inexperiencia

Pero la temporada meteórica de Yuki recomendaba no esperar más, también ayudado por la situación del Red Bull Junior Team, con hueco en AlphaTauri y sin un éxito desde la promoción de Carlos Sainz, ya que es difícil considerar a Max Verstappen como un producto del Red Bull Junior Team. El problema estaba en que Tsunoda no había tenido la progresión clásica y su experiencia con la Fórmula 1 era nula, cuando lo habitual es que ya hubiera tenido algún test e incluso alguna incursión en entrenamientos libres.

No

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here