Mark ThompsonGetty Images

Desde que terminó la temporada pasada de Fórmula 1, Romain Grosjean afirmó que uno de sus deseos era tener la posibilidad de disfrutar de un test privado para despedirse de la categoría al volante de un monoplaza, algo que ahora, muchos meses después, parece que está cerca de ocurrir.

Una prueba de despedida

Si recordamos lo que sucedió en los últimos eventos del año pasado, Romain Grosjean sufrió uno de los accidentes más impactantes de los últimos tiempos. Después de quedarse casi 30 segundos entre las llamas tras su accidente escalofriante el Bahréin, el piloto francés no pudo regresar al volante de su Haas VF-20, por lo que no pudo tener la despedida deseada.

Ya en aquel momento, Romain Grosjean advirtió de que llamaría a todos y cada uno de los equipos de la parrilla, con el único objetivo de conseguir esa ansiada prueba

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here