Cuando Lotus decidió dejar de fabricar el Seven a principios de los 70, la figura de Graham Nearn emergió para dar continuidad a un vehículo deportivo que contentó a los más entusiastas y que sigue haciéndolo bajo el nombre de Caterham. Hablamos de un automóvil que apenas ha cambiado desde sus orígenes, pero que quizás lo haga en un futuro a corto plazo pues la entidad británica acaba de ser adquirida por un nuevo propietario.

Dueños japoneses

Decimos esto porque la compañía pasa a ser propiedad de VT Holdings, es decir, una entidad que ha estado importando el Caterham Seven a Japón desde 2009, con más de 120 unidades vendidas al año. No obstante, su actividad no solo se limita a su país natal, donde cuenta con más de 200 salas de exposición, sino que también tiene presencia en el Reino Unido, España, Tailandia y Sudáfrica, además de ser el importador de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here