Los seguidores más acérrimos de Sebastian Vettel se felicitaban en pretemporada pues había vuelvo a ver a su piloto favorito sonreír, algo que dejó de hacer en su última etapa en Ferrari. Esto fue antes de que los problemas mecánicos afloraran y mermaran la pretemporada del piloto alemán.

De Ferrari a Aston Martin

Porque lo cierto es que no ha empezado bien el año para el cuatro veces campeón del mundo. El de Aston Martin no marcó un buen tiempo en clasificación, y en su último intento, se vio perjudicado por las banderas amarillas quedando eliminado en la Q1, solo por delante de los Haas. Para colmo, sería sancionado precisamente por no respetar las banderas amarillas.

En carrera la cosa no mejoró, y pasada de frenada allí, bloqueo allá, todas las opciones acabaron en un accidente contra Esteban Ocon y una acusación por radio que no le deja en muy buen

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here